lunes, 8 de febrero de 2010

J.21 - Alicante 85 - AeA Fuenlabrada 82: Ocasion perdida, Average salvado

Este fin de semana nos jugábamos mucho en Alicante, ya que enfrente teníamos a un viejo conocido en estas lides de luchar por la permanencia, y en caso de ganar prácticamente colocábamos la pelea en otras manos, obteniendo una tranquilidad muy cara esta temporada.


Foto de Alicantefiesta.com

Antes de ir a la crónica, expresar las condolencias por el fallecimiento de José Quintana Agudo, padre de nuestro presidente José Quintana, y del entrenador del Alicante Oscar Quintana.




El partido comenzó con un guión que ya conocemos de sobra, con el rival de turno cobrando ventaja merced a una mayor intensidad y acierto.
Es cierto que esta vez la ventaja parecía dentro de límites controlados, y que en pocos momentos superó la decena, pero la sensación era la habitual, que tocaba remar contracorriente por que ellos estaban más enchufados que los nuestros.

Especialmente Andriskevicius, que en el primer cuarto se comió a nuestro juego interior, sacando de quicio a Batista y dominando el partido, con su mayor altura y velocidad. Varias acciones de 2x2 las empezaba en la parte alta de la línea de tres para culminarlas en Alley-hoop al superar al uruguayo sin que recibiera ayudas.

Otros síntomas fueron la cantidad de veces que nos ganaban la línea de fondo para encestar fácil, el seguir pasando muchos bloqueos a distancia o que sigan desbordando en el 1x1 con facilidad a CT.

Sin embargo el Alicante parecía estar a un porcentaje muy elevado de su capacidad y los nuestros apenas a medio gas, y la diferencia se mostraba estable sobre los 7 puntos.
Tan solo se disparó el marcador en una acción polémica, con canasta en contragolpe del Alicante y antideportiva sobre Pape Sow, señalada a Salva Guardia por Ana Cardus, quien en el conclave arbitral decreto que la falta fue posterior y ambas acciones nos castigaran, acumulando 7 puntos en total en dicha jugada. [pendiente de revisionar la acción por el 360 y actualizar el veredicto, pero en vivo pareció aplicar una “ley de la ventaja” discutible]
Del 26-17 al 33-17 en un suspiro


Poco a poco el pundonor de los nuestros fue igualando el marcador, ayudados por una táctica incomprensible de Oscar Quintana, enfrentando sus dos escoltas a nuestros aleros, Urtasun y Kyle Hill contra Sandes y Burstein, una diferencia de envergadura que nos dio bastante ventaja.

El público dictó sentencia contra Kile Hill, el que les diera el ascenso con una actuación milagrosa, pero que este año parece una broma de mal gusto.



La reanudación parecía ir por cauces más apretados hasta que sufrimos un doloroso bloqueo en ataque, con varios minutos de ofensivas totalmente deslavazadas y sin nadie que supiera donde estaba su sitio en la pista.
Es en estos momentos donde Gerald Fitch sacaba a relucir su carácter, teniendo que subir varias veces el balón y jugarse tiros “salvadores” en finales de posesión, y con bastante criterio.
Lamentablemente, cuando se exprime demasiado su capacidad resolutiva y se crece al estar “on fire” se corre el peligro de que se funda el fusible y se vea poseído por el espíritu del jordan primerizo, aunque indudablemente si llegamos al final con opciones fue en parte gracias a él, autor de 10 puntos en el tercer cuarto donde solo habían anotado tres jugadores.

El último periodo arrancaba 6 abajo, pero por fin ajustamos la defensa, parcial de 0-7 en los 4 primeros minutos y por delante en el marcador 68-69, sin que el juego fuera fluido pero si mostrándonos superiores en el balancín que era el resultado.



Entrábamos en los últimos 4 minutos con toda la artillería….. para anotar tan solo desde el tiro libre.
Gerald intentó las mismas jugadas que tan bien resultaron en el tercer cuarto, pero ahora le esperaban cerrados en la zona, impidiéndole tanto tirar como doblar la bola, que era la intención real en varias de las acciones.
La sensación de frustración ante lo obcecado de dichas penetraciones pudo con cualquier buen sintoma anterior.

Por supuesto que en varios momentos se equivocó y hubiera sido más aconsejable alternar alguna bola para Burstein o Batista, pero no brillamos por la selección de jugadas del último cuarto, y nos desangramos poco a poco, manteniendo al menos un average que puede ser de vital importancia.

La salida del pabellón mostraba unos jugadores cabizbajos, conscientes de la oportunidad perdida y que además prometían salir a muerte contra el Xacobeo en casa, afirmándolo incluso antes de que se les reclamara.
CT parecía especialmente apesadumbrado por esas últimas jugadas, donde quizás debería haber impuesto sus galones de director sobre la improvisación de Fitch.

Quizás pagamos caras también las faltas de Batista, que fue obligado a descansar cuando más dominaba el juego interior, y más daño provocaba, no logrando retornar al mismo nivel de impacto en el final del choque.

Maldonado también se mostró agradecido por los apoyos presentes, disculpándose por la decepción final y reafirmando el compromiso de enmienda del equipo para la próxima jornada en casa.
La mejoría con respecto a Murcia había sido evidente, pero insuficiente.
Hay que agradecerle sus distendidas palabras cuando le comentábamos que somos fieles seguidores de su sistema de prepartidos, y fue invitado a dejar un calentamiento en manos de Chus Mateo para alentar a la afición en la previa, al mas puro estilo 300.

La exigua presencia Blues en Alicante disfrutó del buen tiempo, la comida y la animación nocturna, pero no se pudo traer la victoria en el maletero.

No podemos terminar sin sorprendernos nuevamente por el espantoso pabellon alicantino, que dejando aparte gustos esteticos muestra evidentes carencias, como columnas que ciegan asientos, gradas descuadradas con la pista, pasillos laberinticos, o gradas altas en ubicaciones insolitas.
Es practicamente imposible mirar en cualquier direccion y ver dos lineas paralelas, ni siquiera entre las gradas y la pista, por lo que los propios jugadores se quejaban antes del partido de que al lanzar a canasta, esta parece estar torcida.
Quizas eso dificulte la punteria a los foraneos, pero no deberiamos excusarnos solo en eso para explicar el pobre 7/30 en tiros de tres obtenido el domingo.


1 comentario:

  1. Entonces... ¿Viene o no Maldonado al "pre" de este sabado?

    ResponderEliminar